lunes, 21 de julio de 2008

Bring on the night

NYC chronicles 23





Las noches de Manhattan siempre terminan igual: corriendo al último tren que sale para White Plains. Es como venir a Metrópolis y después correr a Once porque hay que volver al oeste. Lo mismo pero un poco más macrista, digamos.
El dancing de la fiesta fue en "Conérica". Hasta ahí llegué en una especie de micro escolar, y no vi mucho de la ciudad; ya era de noche.
El que la hizo bien fue uno de mis primos, que llegó en limousine y se fue en ambulancia.
Pomelo un nene de pecho al lado de él.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

TU PRIMO ES RRRROCK!!!NANANANANN

Bruno dijo...

O sos vos, o tu primo o richard ashcroft. Es igual.

Aguilucho dijo...

no soy yo, pero la verdad es que sí, se parece basstante.

Pasajera En Trance dijo...

me gusta tu primo...

Aguilucho dijo...

está soltero, si querés te lo presento.