jueves, 24 de julio de 2008

¿Automático o manual?

NYC chronicles 24



No voy a descubrir yo que los yankis tienen toda una cultura alrededor de los autos. Desde que te bajás del avión hasta que te vas podés encontrarte con algo que te llame la atención de algún rodado.



Lo primero que salta a la vista es el tamaño de los autos. El Gol, el Corsa, el Fiat Uno y autos así (que acá son los más vendidos) allá no existen. Y no porque no fabriquen el modelo, digo que no existe esa categoría de auto. Todos los autos son más grandes.



Ni hablar de las limousines. Que acá hay dos o tres y sirven más que nada para que Charly vaya a dar recitales y allá podés ver varias por cuadra. Y, en proporción, no son tan caras. Si es un grupo grande, es más barato una limousine medio pelo que dos taxis.
Y sobre las "limos" se puede hablar años. Están divididas en categorías según el lujo, más o menos como los hoteles. Llevan unas barritas en los costados que indican el nivel del auto, que no está necesariamente ligado al tamaño o que tan antiguo sea.





Los camiones también están en otra escala. En realidad, hay bastantes cosas desproporcionadas. Yo no sé si es un síndrome de inferioridad, o es que la tienen chiquitita, pero allá se dedican a fabricar cosas para gigantes. Los monumentos, los museos, los edificios públicos (todo esto se ve especialmente en Washington). Todo está fuera de escala. Con el café pasa lo mismo. Te venden unos baldes que si fueran de café en serio harían volar por los aires varias arterias.



Nueva York se parece bastante poco al resto de Estados Unidos. Y los coches no son la excepción. En el resto del país cerca del 90% de la población en edad de trabajar tiene auto. En Manhattan esa proporción cae a cerca del 10%. No es cómodo moverse en auto en la isla, el tránsito según la hora, puede ser insoportable. De hecho, es muy común ver calles o avenidas cubiertas por taxis y colectivos pero con muy pocos autos. Además, nunca hay donde estacionar. Sobre todo de día. En la calle no se puede en casi ningún lado, y cuesta conseguir lugar en los garages.



Las playas de estacionamiento, supongo que por la gran cantidad de autos, la falta de lugar y lo caro del terreno en Manhattan, tienen unas cajas donde ponen los autos unos encima de otros.



Y los precios. ¡Los precios! Una hora cuesta 19 dólares. Pero si lo dejás 12 horas hacés negocio, porque cuesta 28.

Autos finos hay para todos los gustos.


Acá un Porsche.


Acá una Ferrari, en la Broadway , con un perrito de copiloto


El infaltable Rolls.


Un gran mito es que en Estados Unidos se maneja bien, que las calles son seguras, están señalizadas y en perfecto estado.
En el continente puede ser que sea más o menos así. Pero en la isla ni hablar. Las calles -según el barrio, como el Soho- muchas veces están hechas mierda. Los autos se largan a cruzar la bocacalle aunque no tengan espacio suficiente, y se quedan ahí, taponando. Los peatones se comportan como en Buenos Aires: ignoran cualquier tipo de señal y cruzan según necesiten.
Hay carteles que dicen más o menos que si tocás la bocina te llevan a Guantánamo. Así y todo, a muchos no les importa y tocan igual.



Allá está muy aceitado el tema del leasing. Ponés algo de guita, te dan un auto cero km, y pagás 2 o3 años una cuota. Cuando pasa ese tiempo, ponés un otro poco de guita y te lo quedás o seguís pagando la misma cuota pero te dan otra vez un auto nuevo.
Ese sistema hace que sea bastante difícil encontrarse con autos que tengan más de 5 años. Además, los autos usados son baratísimos.
Acá tenía para contar una historia de "importadores" paraguayos que compran autos allá para traerlos acá, pero el post me queda muy largo, y ya estoy con el tanque de reserva.

12 comentarios:

Bruno dijo...

Echale Fangio!... seguro que de esa no tienen.

Camelot dijo...

Aguilucho, cargá combustible y escribí algo sobre la historia esa de los paraguayos.

Ajenjo dijo...

Hace algunos años escuché (no recuerdo donde ni quien lo dijo) que dentro de 1000 lo único que se dirá acerca del pueblo estadounidense del siglo XXI es que "se masturbaban, veían beisbol por tv y amaban a sus autos mas que a su madre"

slds
A

Ajenjo dijo...

Vilví, perdón por los dos comments consecutivos.
En el caso de las dimensiones de los camiones, no son los camiones yankys los mas grandes, si no, los europeos, pero las regulaciones norteamericanas sobre vehículos de trabajo impiden que moles gigantescas como el Renault Magnum rueden por als rutas norteamericanas. Increiblemente, acá en argentina hay algunos.

slds
A

Aguilucho dijo...

Buen dato Ajenjo. ¿Cómo ponés links en los comments?
Además de a su auto aman mucho a su bandera.
Eso da para otro post.

Herbie dijo...

Luca también quería mucho a su bandera. Y no arrugada, sino planchadita, planchadita...

Pasajera En Trance dijo...

la tienen chiquita de una...

Camelot dijo...

Ajenjo, lo del beibol es patético, peor lo de la madre pero con respecto a la masturbación es muy sana y recomandable para la vida. Hay que practicarla siempre. En este último punto defiendo a los gringos.

Gustavo Arballo dijo...

Aguilucho, mencantó el post.

Poner links en los comments es complejo (aunque facil cuando te acostumbras) lo hacés con códigos HTML, lo podés ver explicado acá-

Ajenjo dijo...

Para linkear en los comentarios hay que usar una etiqueta HTML. No es dificil. Te lo mando por mail, porque estoy prbando un ejemplo acá, pero me interpreta el codigo :(

slds
A

Peralta dijo...

Los yanquis no la tienen chiquita, lo que pasa es que están gordos y no se la ven. Lo que al fin de cuentas es lo mismo, se trauman igual.

ojota dijo...

Encima la mayoría de los autos yankis tienen (¡puaj!) caja automática (que será muy lindo para quien no sabe manejar; pero para el que sabe manejar con caja manual, te digo que le hace perder la gracia)