martes, 18 de septiembre de 2007

Google sabe demasiado

En muchos blogs van a encontrar comentarios sobre el peligro que supone que Google tenga tanta información privada. Acá no van a encontrar eso.

Me di cuenta que Google tiene mucho más conocimiento de lo que pasa de lo que creemos. Pero en la empresa se hacen los boludos para disimular. Si nos esforzamos, vamos a encontrar cientos de mensajes que el célebre buscador deja sueltos por ahí, al alcance de quien se anime a decifrarlos.

Y yo soy un valiente.

Miren sino. Perfil había titulado "Una patota del gremio de Prensa casi deja sin un ojo a periodista de Perfil.com". Y en Google el primer resultado del diario La Nación que tiene que ver con el tema es este:


Para el que no lo vio, es la web para "personas con dificultades visuales".

Pero hay más, no es sólo una coincidencia.
Alejandro Wall escribió en su blog:




El tipo habla de las dos torres, de su despido, de Cabezas. Suficiente para Google, que ahí nomás le enchufó la propaganda de un velatorio de Córdoba (y de paso cañazo le ofrece publicarle lo que escribe, dado que Perfil no se lo va a publicar más).

Curioso. ¿no?



7 comentarios:

autosecuestrado como Fontevecchia dijo...

Google, y quien sea, sabe que Wall es un muerto jugando al fútbol, por eso la publicidad de los sepelios. Y, sí, Google sabe todo.

Herbie dijo...

Esto me hace pensar que es urgente que ponga la publicidad en mi blog.

Aguilucho dijo...

Sí Herbie, adsense y después google analytics. Un hijo de puta llegó a mi blog poniendo en el buscador "el aguilucho se la come!" Así nomás.

Anónimo dijo...

a cada blogger le llega su búsqueda en google

consejera internética dijo...

perdón no pude evitarlo!

Herbie dijo...

Preguntále a Ringo cuánta gente llega a su blog buscando "Silvia Peyrou desnuda"

Anónimo dijo...

No Ringo, no necesito preguntarte. Los humanos somos bichos raros y nos complace ver la destruccion en el otro. Es un caso tipico,asi nos sentimos menos destruidos.
Es una pobre mujer que hoy por hoy da lastima en todos los sentidos.