martes, 2 de junio de 2009

¡Mirácolo!



En estas notas de cajón que aparecen cada vez que hay un terremoto, caída de avión o caño terrorista, nunca faltan esas de los que se salvaron "por milagro".
Con el vuelo 447 de Air France tenemos varios casos. Hay uno al que la compañía le hizo una reserva de prepo en el 447. El muchacho se quejó y zafó. Una pareja que estaba en Brasilia, viajó a Río pero no hizo a tiempo para subir al avión. Otro que perdió la conexión porque su vuelo anterior se retrasó.
O sea, un problema de la burocracia de una empresa, un problema de dos pelotudos que no saben cuánto se tarda de Brasilia a Río y finalmente otro señor que se topó con la ineficiencia de de los vuelos comerciales. Nada que se parezca a un milagro.
"Rezó a la virgen del santo zeppelin y salvó su vida de milagro". Hasta que la noticia no sea esa, por favor, basta de hablar de milagros.
Y si hay que hacer esa nota, creo que tendría más onda hacerla al revés. Es decir, buscar al que cambió el vuelo para subirse al 447 fatídico; a ese que llegó justo cuando se cerraban las puertas del avión, pero se largó a llorar y lo dejaron pasar; a ese que estuvo por no ir porque estaba enfermo, pero hecho pelota se subió arrastrándose; a esa azafata que le cambió el vuelo a una compañera porque quería estar el fin de semana de vuelta en Brasil...

Y para ir terminando...
¿Cuántos pasajeros habrán hecho algún chiste sobre Lost mientras esperaban pista?
¿Alguno de esos pasajeros habrá tenido tiempo de arrepentirse de la chanza?

8 comentarios:

Protervo dijo...

gorda, te llamo cuando llego.

Ajenjo dijo...

Todas esas casualidades no son parte de la noticia, y probablemente no le importe a casi nadie, con la excepción de un par de viejas morbosas, pero es mas barato que andar inventando noticias, como efectivamente hacen los medios grandes cuando no hay sangre para cubrir la pantalla.

Anónimo dijo...

la azafata española/argentina se llamaba Clara Mar Amado

Peralta dijo...

Parece que tuvieron cuatro minutos para arrepentirse de haber bromeado sobre la serie Lost. También podemos pensar que en esos cuatro minutos deben haber salido las mejores bromas sobre accidentes de avión y sobre la propia serie Lost. Lástima que la caja negra no refleje esas cosas.

ElTeta dijo...

Los paralíticos caían llenos de esperanza.

Ulises Dumond dijo...

jeje, los paralíticos ilusionados... ¿elteta estará en twitter?
Otra cosa. Todo el mundo se jacta de su ateísmo, pero todos le rinden culto a cosas como la seriedad, la culpa, en nombre de una supuesta responsabilidad. Ahí te bautizan como miembro de la comunidad confiable.
¿Por qué debería alguno arrepentirse de un chiste o una chanza?
¿Por qué el buen ciudadano no debe reirse? ¿Por qué la responsabilidad y la risa no pueden relacionarse?

=Jota= dijo...

Una amiga, redactora de un diario, llamó a un automovilista para hacerle una nota. Le dijo: "Bueno, te llamo el lunes, después de la carrera. Suerte!"

Se mató el fin de semana.

Y lo peor es que hubo que buscar una nota de reemplazo...

Aguilucho dijo...

Linda la historia Jota, pero no quiero saber nada de esa amiga!!