lunes, 22 de septiembre de 2008

Apuntes niushorquinos



Así estaba a medidados de año la casa central de Morgan Stanley, en la Broadway. Justo ahí queda.
Ya me imagino a los productores ideando toboganes con forma de caída de acciones para que 10 actores vestidos de yuppies bajen cantando sus desgracias, mientras un coro los critica por haber sido tan codiciosos.
No sé qué hago acá, debería estar allá escribiendo guiones.

Siguiendo con la gran manzana, ahora está de visita Cristina. Y fue a comer a Bice. No va a faltar algún gil que diga "por qué no se comió un pretzel de un dólar en vez de gastar tanta plata en un restaurant".
Mi recomendación, y seguramente la de Samurai, Ringo, Herbie, Papipo y compañía, es que vaya a comer a este lugar.


Restaurant Soba Nippon, calle 52 entre quinta y sexta.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sargento pepe se la come

Ajenjo dijo...

Como están currando ustedes con lo de soba, que ya se forraron como para poner un resto japonés :P

slds
A

Herbie dijo...

Es que Sobá ya tiene que abrir sedes en otras partes del mundo. Y con lo que morfamos, qué mejor que tener un restó en NY sin tener que reservar antes...

Peralta dijo...

Yo le hubiese recomendado a Cristina que mejor se coma ésta.

Aguilucho dijo...

Pero se hubiera muerto de hambre Peralta, Cristina no está a dieta.