jueves, 24 de enero de 2008

Bang Bang, estás liquidado



Esta famosísima foto de Kevin Carter fue tomada en 1993. Muestra a una pequeña niña en Sudán -acosada por la desnutrición y el cansancio- y a un buitre que espera pacientemente el final que parece irreversible.

Carter también tuvo paciencia. Esperó 20 minutos para ver si el buitre se acercaba un poco más y desplegaba sus alas. Eso suponía una composición aún más impactante. Pero el ave no se acercó, y Carter dio media vuelta y se fue.
En 1994 la foto ganó el Pulitzer.

"Es la foto más importante de mi carrera pero no estoy orgulloso de ella, no quiero ni verla, la odio. Todavía estoy arrepentido de no haber ayudado a la niña", dijo Carter cuando le entregaron el premio. Pocos meses después se suicidó.

Carter pertenecía al "Bang Bang Club", un grupo de fotógrafos que trabajaba en los escenarios más complicados de Africa. Tenía 10 años de ver y fotografiar matanzas y hambrunas cuando tomó esa foto en Sudán. De poco le sirvió la experiencia para superar el dilema ético que terminó con su muerte.

¿Alcanza con sacar la mejor foto posible o hay que hacer algo más?

23 comentarios:

Ramo!! dijo...

La pregunta sería ¿hay un ser humano derás de la cámara?

Herbie dijo...

Yo siempre que ví esa foto pensé que uno tenía que, al menos, tirarle un piedrazo al buitre y sacar a la nena de ahí. Claro que uno solo no puede mas que ganar tiempo, porque esa nena llega a semejante estado después de mucho tiempo en una situación desesperante.
No sabía la historia de Carter ni de su suicidio. Creo que hizo bien. En matarse, digo.

Aguilucho dijo...

si acá los periodistas tuvieran el 10% de la ética de Carter ya se habrían pegado un tiro hace rato.

valle dijo...

Creo que no deberia alcanzar con sacar la mejor foto posible. Me parece que, por otro lado, aplica a cualquier actividad, sería bueno ir mas allá. Parece que Carter lo sabía, vaya uno a saber qué le pasó en ese momento que no pudo.

Ramonetta dijo...

es verdad Aguilucho.
De todas formas, bien muerto está.

Baterflai dijo...

Y de todas maneras, por más fotos que se publiquen, no cambia nada un carajo.
Que se mate el que quiera matarse y listo, total una bocha mueren sin querer hacerlo.

DEB dijo...

Te viniste con artillería pesada!
No cambia nada para las estadísticas, es verdad. Pero para lo que le quedaba de vida a esa niña, sí que hubiera habido una diferencia.En el peor de los casos, una muerte menos dolorosa. La ética (y la humanidad) tiene que aparecer cuando es útil, después es puro arrepentimiento estorboso (como él mismo se dio cuenta). Con la ética se vive, no aparece de pronto.

Peralta dijo...

Buen tema, Aguilucho. Primero la comparación con los periodistas me pareció exagerada; y sigo pensando así, pero se desvanece cuando pienso en un periodista cubriendo la guerra en Irak, por ejemplo, y sí, tal vez se tenga que pegar un tiro

Aguilucho dijo...

lo de la comparación fue exagerada, pero creo que para eso están las comparaciones: para exagerar.
digo, uno como periodista todos los días se enfrenta con situaciones así pero en menor escala. Uno siempre puede hacer algo más, pero casi nunca lo hace. Y casi nunca se arrepiente después.

emma. dijo...

En la demencia de la espera, ahí está el laburante, llega la foto, y despues el remordimiento? no me cierra, tuvo 20 minutos, una eternidad para lo que un ave rapaz, pueda conseguir su presa. No sé si bien muerto estará, por lo menos el peso de su conciencia pudo mas. EXCELENTE

Ajenjo dijo...

un pulitzer o un suicidio no cambia nada. A los habrientos de africa nadie les pregunta si quieren morir, ni siquiera le sugieren la inanición como arma.
La foto es excelente, el que la tomó una cosa que saca fotos.

slds
A

f o t o g r o n c h ø dijo...

y estaba muy mal sacarle la foto, y recién despues ayudarla?????

DEB dijo...

Sí, la foto es excelente. Y lo triste es que no era necesario que el fotógrafo hubiera demostrado tanta inhumanidad. Que después se suicidara es anecdótico, al menos el lo decidió.
Y creo que sí, que posiblemente sea exagerado comparar la situación a las que nos vemos enfrentados los periodistas en estas latitutes, pero creo que el compromiso y la actitud tiene que ser ni más ni menos la misma.

La condesa sangrienta dijo...

Detrás de la niña, un buitre. Detrás de la cámara, otro.
Ambos comiéndosela.

Herbie dijo...

Lindo debate.
No quiero meterme con la ética de Carter, pues no conozco mucho mas del fulano en cuestión. Sin embargo creo que no debe ser nada fácil para una mente mas o menos normal andar viendo tanta miseria junta todo el tiempo durante años y años y que nada salte adentro.
Me parece mas humano que le explote la térmica a que ande dando seminarios gracias a su Pulitzer.

Aguilucho dijo...

de acuerdo con herbie. yo no juzgo a Carter. El ya se juzgó solito y se dio una condena durísima. Rescato que al menos pudo reflexionar sobre lo que pasó.
10 años viendo tipos quemandose con una goma de auto en la cabeza deben provocar que uno se vuelva insensible ante estas cosas. Hasta que algo te despierta.
hay otros datos que agregan (o no) material para el debate:
1) carter espantó al buitre antes de irse.
2) a 100 metros de ahí había un campamento de la ONU (hacia ahí caminaba la nena)
3) Carter (ni nadie) supo jamás qué pasó con la nena

DEB dijo...

Puede ser que tengan razón y a veces apresuremos demasiado los juicios sobre situaciones y personas que desconocemos, pero también hay tanta gente que de manera anónima convive con esas miserias y están ahí justamente para aliviar y tratar dentro de sus posibilidades de resolver el drama de tantos, que cuesta no ser duro con alguien que pierde de perspectiva la función social de su trabajo.
En otro post (creo que el de Salgado) hablábamos de que la fotografía debía operar sobre la realidad por sí misma o algo así. Creo que es cierto, pero esta mirada la debe cargar muy conscientemente el fotógrafo, porque si no, ¿Qué sentido tiene la foto impactante por sí misma? En ese sentido, creo que la vida (y muerte) posterior de Carter es parte de esa fotografía. Supongo que con eso deberíamos quedarnos.
Bah!, cosas que se me ocurren...

capitanfla dijo...

Mirá, cuando empecé la carrera de Diseño de Imagen y Sonido (cuando aún la carrera era buena), uno de los profesores de las materias troncales dijo: "muchachos (y chicas), si se van a dedicar a contar historias por medio de las imágenes, nociones tales como "la moral" deben dejarse de lado.
Ni siquiera pueden darse el lujo de ser inmorales.
Deben ser Amorales".

Ahora saco fotos por gusto.
Ahora estudio Abogacía.

Joe y sus otros yoes dijo...

Ah... ya que habías dejado la moral de lado, aprovechaste para estudiar Abogacía, ja.

Peralta dijo...

Capitanfla, tenés un problema para elegir tu vocación, tenés.

El Doc 9 dijo...

Esa foto... terrible, alguna vez lei que su autor casi mas de 1 vez se sintió culpable por ella, como que se sintió culpógeno

Ramiro dijo...

Ehhhh... ¿está chequeado esto?

Yo tenía referencias totalmente diferentes respecto de qué hizo Carter luego de sacar la foto.

Aguilucho dijo...

está chequeado, lo que no quiere decir que existan otras versiones que puedan estar más cerca de la realidad que las que vi yo. Te invito a compartir tus referencias y seguimos el debate.